TRIBUNA DÍA DEL COMERCIO LOCAL

Hace ya algún tiempo escuché una frase que me gusta hacer mía cuando me refiero al comercio local. “El comercio es la sangre de la ciudad”. Permítanme la comparación: si el comercio está sano, si la analítica sale bien, la ciudad prospera y es más sostenible. Efectivamente, hacer las compras en las tiendas de nuestras calles es hacer ciudad.

Hoy, 25 de octubre, es el día del Comercio Local. Nuestro Ayuntamiento se ha sumado a esta celebración a través de una moción en la que hemos resaltado el papel que juega este sector para la economía de la ciudad, un papel que el comercio ha evidenciado más que nunca a lo largo de la pandemia, adaptándose a unas circunstancias cambiantes e imprevisibles para atender ejemplarmente a la población.

Debemos dar gracias hoy y todos los días a nuestro comercio de proximidad, al que hace que nuestras calles fluyan y se llenen de actividad. Por atendernos con cercanía y profesionalidad y ser un elemento esencial para nuestra calidad de vida. Sí, hay que agradecer y reconocer el trabajo y la resistencia de un sector que es ejemplo para toda la sociedad.

Hay muchas razones que evidencian los beneficios del comercio local para una ciudad. Hoy quiero resaltar una que cada vez adquiere una mayor dimensión: el comercio de proximidad tiene un impacto medioambiental mucho menor que otros tipos de comercio. Por un lado se reducen los kilómetros que recorren muchas de sus mercancías por llegar a los consumidores finales. Por otro, los  desplazamientos a los comercios locales frecuentemente se hacen a pie, hecho que nos permite reducir los problemas asociados al tránsito de vehículos a motor. Y, además, las compras en los comercios locales producen una menor generación de residuos.

Hace solo dos días concluimos la campaña de los Bonos Raspeig. Por primera vez hemos puesto en marcha una iniciativa como esta para reactivar nuestras tiendas y servicios. Creo que ha sido beneficioso, que muchos de nuestros comercios han aumentando sus ventas. Siguiendo con el símil de la sangre, los incentivos del Ayuntamiento al sector, las campañas que ponemos en marcha desde la Concejalía y las regulaciones normativas son como glóbulos rojos que suministran oxígeno al sector y le ayudan a salir adelante, son también glóbulos blancos que lo protegen e inmunizan y plaquetas que le ayudan a coagular cuando sufren heridas.

Por todo ello no vamos a parar. Terminamos los bonos y ya tenemos en marcha la campaña de otoño ‘Comerciarte’, y en breve arrancaremos la de Navidad. Pese a que hoy es el Día del Comercio, el apoyo del Ayuntamiento de San Vicente será igual mañana y siempre, porque los establecimientos, los pequeños, los medianos y los más grandes son la sangre que nos da la vida.

Feliz día del Comercio, enhorabuena a nuestras tiendas y muchas gracias a todas las personas que cada día hacen sus compras en el comercio local.

Alberto Beviá Orts, concejal de Comercio, Industria y Mercados.

Show More

Related Articles

Back to top button