El Ayuntamiento pide que se respeten las señales temporales de no aparcar para no retrasar el plan de podas

El área municipal de Parques y Jardines ha iniciado esta semana el Plan de Podas 2020-21 por la calle doctor Fleming y solicita la ciudadanía que se respeten las indicaciones de no aparcar, por motivo de seguridad para los viandantes y los propios vehículos y para no retrasar la planificación municipal. La primera fase de este plan se prolongará hasta finales de febrero.

El calendario establecido, no obstante, es aproximado y puede sufrir variaciones en las fechas estimadas por diversos motivos (condiciones climáticas adversas, ralentización de los trabajos por causas ajenas al servicio, emergencias, medidas COVID). Conforme avance el plan de poda y en función de las eventuales variaciones, la ejecución de los trabajos se ajustará en el calendario de la segunda parte del plan de poda, desde finales de febrero hasta su finalización.

El tipo de poda que se está aplicando es la de mantenimiento, que consiste en eliminar elementos indeseables como ramas secas, ramas con riesgo de rotura y restos de frutos o vainas secas que hayan quedado en el árbol, entre otros elementos. Por otra parte se eliminan ramas que puedan dificultar el paso de personas o vehículos o que interfieran gravemente con edificios o infraestructuras.

El concejal de Parques y Jardines, Alberto Beviá, de Esquerra Unida, ha destacado la importancia de que se respeten los avisos y señales verticales de prohibido aparcar que se colocan en las calles antes de las actuaciones. “Los vehículos aparcados impiden que los operarios puedan trabajar y esta situación va originando retrasos en el plan de actuación y dificulta la planificación municipal”, ha explicado el regidor.

El área de Medio Ambiente ha resaltado la necesidad de disponer de árboles maduros y bien desarrollados, evitando las tareas de poda que reduzcan al mínimo su tamaño. “Sólo con ejemplares de copa grande puede conseguirse que la masa arbórea cumpla con sus objetivos, por un lado contra la contaminación atmosférica y acústica, y por otro, de sombraje y embellecimiento de la ciudad”.

Medio Ambiente lamenta que el “verde urbano” solo se perciba en ocasiones como una fuente de inconvenientes (suciedad por caída de hojas, flores y frutos, interferencias de ramas con fachadas, alumbrado, tendidos eléctricos, alergias, aparición de insectos, etc). “La percepción generalizada es que el arbolado y la vegetación urbana cumple, casi exclusivamente, una función ornamental o de embellecimiento de la ciudad; pero, sin desdeñar la clara función ornamental, la vegetación en la ciudad es un valioso recurso que alivia los efectos adversos de la urbanización, tanto desde el punto de vista ambiental como del socioeconómico, convirtiendo la ciudad en más amable y habitable”, explican.

Consulta en la web

En la secciones de Medio Ambiente y de Parques y Jardines de la web municipal www.raspeig.org puede consultarse el plan de podas por calles.

Show More

Related Articles

Back to top button