Servicios Sociales como un trampolín social.

Ayer, 17 de octubre, se conmemoró el Día Mundial para la Erradicación de la Pobreza, un efecto endémico y perverso del sistema en el que vivimos. En nuestra ciudad  la tasa de riesgo de pobreza se encuentra en el 22%, según datos de 2018, esto significa que en nuestra ciudad ese porcentaje de la población vive con menos de 8249 € anuales.

Sin haber salido de la crisis que se inició en 2008 y sufriendo todavía sus efectos por las políticas de recortes, las predicciones económicas a corto plazo no auguran un buen futuro para nuestro país, ni para nuestra ciudad. A ello le debemos agregar el empeoramiento de las condiciones laborales, la crisis del calzado y la pérdida de mano de obra constante. Tan solo es necesario atender a la evolución del desempleo para ver que las cifras son muy preocupantes, pues no bajan del 24% desde 2008.

Estamos tremendamente preocupados porque el futuro para Elda apunta a generar una bolsa de pobreza importante, compuesta por personas en riesgo de exclusión social, trabajadores precarios y jubilados con pensiones mínimas.

Desde Esquerra Unida de Elda pensamos que los Servicios Sociales deben ponerse a punto. Primero dotándolo de mayor personal para garantizar una mayor agilidad. Y después, insertando una rama sociolaboral que permita mejorar las capacidades laborales de la población que se encuentra en riesgo, funcionando como un trampolín social que evite la cronificación de la pobreza.

Show More

Related Articles

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Back to top button