EL PRESIDENTE DE LA COMISIÓN DE ENERGÍA Y DIPUTADO DE IU SE REÚNE EN
EL CONGRESO CON SU HOMÓLOGO DE LA COMISIÓN DE MEDIO AMBIENTE DE LA
ASAMBLEA PORTUGUESA, PEDRO SOARES, CON QUIEN COINCIDE EN QUE ESTAS
INSTALACIONES SON EL “PRIMER PASO” EN LA INTENCIÓN DEL GOBIERNO DEL
PP DE ALARGAR LA VIDA ÚTIL DE LA CENTRAL NUCLEAR EXTREMEÑA QUE ESTÁ A
APENAS 100 KILÓMETROS DE LA FRONTERA

(MADRID, 20 ENERO 2017).- El diputado de Izquierda Unida Ricardo
Sixto, en su calidad de presidente de la Comisión de Energía del
Congreso, se ha comprometido públicamente hoy a “trasladar a todos
los grupos parlamentarios” la “enorme preocupación” del pueblo y
de la Asamblea lusos por la construcción por parte española de un
Almacén Temporal Individualizado (ATI) de residuos nucleares en la
central de Almaraz (Cáceres), apenas a 100 kilómetros de la frontera.

Sixto lo ha adelantado en una rueda de prensa en la Cámara Baja tras
mantener una reunión con el presidente de la Comisión de Medio
Ambiente y Ordenación del Territorio del Parlamento portugués, Pedro
Soares, a quien había invitado para conocer de primera mano la opinión
portuguesa sobre este delicado asunto. Coincidieron en calificar el
encuentro como “muy cordial” y de él ha salido también una
invitación para que una delegación parlamentaria española visite la
Asamblea lusa para seguir profundizando en esta cuestión.

En el mismo encuentro con los medios, Soares dijo que este tema debería
tratarse como una “cuestión ibérica”. De hecho, se da la
circunstancia de que la reunión entre Sixto y su homólogo portugués
es el segundo encuentro entre políticos de ambos países, tras la
visita que la semana pasada realizó el ministro de Medio Ambiente del
Estado vecino para hablar con la ministra Isabel García Tejerina. El
parlamentario luso reconoció esta mañana que esa reunión “no fue
muy favorable para los intereses de Portugal”.

El Gobierno portugués ya presentó una queja formal ante Bruselas por
Almaraz, explicó Soares. Matizó que ni con ello ni con las
explicaciones que él ofrecía se busca “provocar una crisis
diplomática”, sino que sólo se quiere que la sociedad y los
políticos españoles conozcan esa “enorme preocupación” de los
portugueses por el hecho de que el ATI suponga aumentar el riesgo de un
accidente nuclear, que pondría en peligro también a “las personas,
el medio ambiente y la economía” lusos.

Pedro Soares detalló también que ya ha habido dos declaraciones -que
han contado con el voto unánime del Parlamento portugués- en contra de
la prolongación de la vida de Almaraz más allá del 2020, en primer
lugar, y de la construcción allí del almacén de residuos, la segunda.
Destacó que “no es habitual llegar a la unanimidad en Portugal”.

El parlamentario luso mostró su “profundo respeto por la soberanía y
la autonomía en la capacidad de decisión” tanto de España como de
Portugal, pero destacó también la necesidad de poner sobre la mesa el
“principio de precaución” en una materia tan importante.

Tanto Soares como Ricardo Sixto han destacado con vehemencia que encuentros
como el suyo son “importantes para que se establezca un diálogo entre
los dos parlamentos para encontrar nuevos caminos de entendimiento y
fórmulas para encontrar una solución sobre esta materia”.

El diputado portugués ha explicado que próximamente habrá una cumbre
hispano-portuguesa en la que se tratarán las políticas relacionadas
con las cuencas de sus ríos en común Tajo, Duero y Guadiana, y se
mostró confiado en que también podría ser una buena oportunidad para
hablar del ATI de Almaraz.

Sixto ha mostrado la preocupación, coincidente con Soares, de que la
construcción de este ATI es “el primer paso necesario” que
demuestra la intención del Gobierno del PP para alargar la vida útil
de la central de Almaraz más allá del 2020. El diputado de Izquierda
Unida indicó también que, como presidente de la Comisión de Energía,
buscará que en el Congreso se abra un debate para acordar un calendario
sobre la vida útil de las centrales nucleares.